Pumapungo
guarda riqueza
sonora
prehispánica

Sonidos ocultos
en el tiempo
nos trasladan a
remotos escenarios.

Redacción: Patricia Naula

Instrumentos que datan de hasta 4.000 años de antigüedad se conservan en la Reserva Arqueológica del Museo Pumapungo. 

Fabricados con hueso, arcilla o piedra pulida, estos artefactos sonoros pertenecen a las Culturas Narrío, Chorrera, Tolita, Bahía, Guangala, Jama Coaque, Cañari: fase Cashaloma y fase Tacalshapa, Inca y Época colonial. 

Flautas, kenas, botellas silbato y ocarinas, entre otros, son los objetos que han formado parte de diversas investigaciones, una de ellas recogió en el catálogo Artefactos Sonoros, detalles de los 99 instrumentos que se guardan en el Museo.

Estos sonidos ocultos en el tiempo, los presentamos ahora para revivir aquellos ritmos prehispánicos de los cuales poco o casi nada se conoce, pero que reflejan la sabiduría de las antiguas civilizaciones.

El investigador Carlos Hernández aborda, desde el contexto contemporáneo, las formas de concebir la música prehispánica, utilizando estos bienes patrimoniales que poseen insospechadas posibilidades acústicas. Hernández aspira que su investigación, que duró poco más de dos años, permita extender futuras exploraciones en distintas ramas del conocimiento.

Carlos Freire, docente de la Facultad de Artes de la Universidad de Cuenca, considera que no se puede saber qué tipo de relaciones entre sonidos o qué ritmos utilizaban los antepasados, “lo máximo que podemos hacer es un acercamiento, porque tratar de tocarlos ahora, con esta influencia mestiza, es una cuestión que puede ir en detrimento de lo que hacían los antepasados”, concluye.

A continuación, se detallan algunos instrumentos prehispánicos y sus sonidos. (I)

Flauta de hueso

(CULTURA NARRÍO)

Este objeto mide 7 cm, tienen una pequeña embocadura en la parte superior y un orificio en la parte frontal. Posee un pequeño orificio en el filo de la parte frontal que hace función de embocadura. A pesar de encontrarse en óptimas condiciones y no mostrar mayor deterioro su ejecución es muy difícil incluso para gente especializada en aerófonos con embocadura.

inst1

Kena de hueso

(CULTURA NARRÍO)

Mide 8 cm, tiene una pequeña embocadura ubicada en la parte superior y los orificios en la parte frontal. Contiene porosidades en el interior debido al transcurso del tiempo y su ejecución se hace difícil. Este artefacto sonoro se considera una kena, según la clasificación organológica de Sachs-Hornbostel, debido a que contiene un pito longitudinal abierto en un extremo.

Artefacto antropomorfo

(CULTURA CHORRERA)

El objeto tiene rasgos femeninos en cuyas orejas se encuentran los orificios de obturación y cuyo orificio de insuflación se encuentra en la cabeza. Presenta un agujero en la parte inferior que posiblemente sea una representación del sexo femenino. Los dos orificios de insuflación combinados producen un total de tres sonidos cercanos en términos de frecuencia.

Botella silbato zoomorfa

(CULTURA CHORRERA)

Artefacto de doble conducto de aire ubicado en la parte inferior del asa, en el cuello de artefacto sonoro.  Los orificios de la cámara de resonancia difieren en 1mm produciendo dos sonidos agudos cercanos. Generalmente en la cultura Chorrera el tamaño de estos agujeros varía en 1 o 2 mm en la mayoría de las botellas de la muestra, lo cual sugiere una búsqueda sonora de posibles batimentos.

Objeto ornitomorfo

(CULTURA TOLITA)

Está fundido en tres partes claramente visibles: canal de insuflación que a la vez es la cola, cámara acústica y cabeza. Posiblemente fue usado como colgante por la iconografía presentada en otros artefactos de la cultura Tolita y porque presenta un pequeño agujero en el cuello para esta función. La cámara de resonancia se encuentra ubicada debajo de la cabeza y en canal de insuflación en la cola. Tiene forma de ave e imita sonidos rítmicos.

Artefacto zoomorfo

(CULTURA TOLITA)

En este artefacto el canal de insuflación se encuentra en la cola y el aire es conducido hacia un filo de choque que se encuentra en la parte superior central. La cámara acústica determina la forma de la sección media del objeto. La cabeza aparentemente no forma parte de la cámara de resonancia. Las medidas de alto, ancho y profundidad de este instrumento en cm son: 5.12 – 4,52 – 10.58.

Artefacto antropomorfo

(CULTURA BAHÍA)

Tiene un sistema acústico doble, aeroducto general interno y agujeros de digitación que producen una combinación de 15 posibilidades sonoras. Posee una coloración rojiza desde el cuello hasta la cintura y  amarillenta en la cara y gran parte de las extremidades inferiores. Posee un orificio e insuflación en la sección superior-posterior de la cabeza, cuatro orificios de obturación en la sección media y collar en la cara frontal.

Ocarina

(CULTURA BAHÍA)

Posee dos cámaras acústicas cuyos filos están situados en la parte posterior y que forman parte de los brazos y con un orificio de insuflación situado en la parte posterior de la cabeza. Los canales de insuflación son trabajados a detalle y recorren los brazos. Los agujeros se pueden obturar para obtener alturas diferentes. Se trata de una representación femenina, con ornamentación notoria en la parte superior, el pecho y los brazos.

Artefacto ictiomorfo

(CULTURA GUANGALA)

Este objeto con forma de pez presenta cuatro orificios de obturación. El orificio de insuflación se encuentra ubicado en la parte central media superior. Este artefacto produce cinco sonidos que se acercan a las cinco primeras notas de la escala en Re Mayor. El abultamiento en la sección media funciona como cámara de resonancia. Las medidas de alto, ancho y profundidad en cm de este instrumento son: 4,5 – 3,6 – 8,8.

Botella silbato

(CULTURA GUANGALA)

Posee un sistema acústico ubicado en la parte posterior de la cabeza en uno de los extremos de la parte superior. Presenta dos cámaras por donde circula el agua que mueve el aire contenido en el interior generando así sonido por el silbato ubicado en la cabeza de la representación ornitomorfa.

Objeto ornitomorfo

(CULTURA JAMA COAQUE)

Posee un sistema acústico ubicado en la parte posterior de la cabeza en uno de los extremos de la parte superior. Presenta dos cámaras por donde circula el agua que mueve el aire contenido en el interior generando así sonido por el silbato ubicado en la cabeza de la representación ornitomorfa.

Objeto antropomorfo

(CULTURA JAMA COAQUE)

Posee un sistema acústico ubicado en la parte posterior de la cabeza en uno de los extremos de la parte superior. Presenta dos cámaras por donde circula el agua que mueve el aire contenido en el interior generando así sonido por el silbato ubicado en la cabeza de la representación ornitomorfa.

Scroll Up